estimular la masticación del niño

Para algunos niños saber masticar les puede resultar un poco difícil, algunos de ellos pueden llegar a la edad escolar sin apetecer nada sólido. Ya que comer solidos les resulta un problema. Esto puede suponer un dilema de adaptación para el pequeño en la escuela, principalmente si va a alimentarse fuera de casa, y pueden llegar a ser objetos de comparación con los otros niños de su misma edad que ya comen de todo.

Cómo enseñarlos a masticar

En el primer año de vida del bebe existen momentos de grandes cambios, sobre todo en la forma de alimentarse. En este proceso se necesita mucha paciencia y dedicación para lograr que el niño se adapte progresivamente a las nuevas texturas, sabores y manera de alimentarse.  

Es recomendable comenzar a ingerir alimentos no triturados a partir del año, pero el entrenamiento y aprendizaje puede iniciar unos meses antes. Cuando aparecen los dientes es un excelente momento para ofrecerles alimentos sólidos siempre bajo nuestra supervisión. Una porción de pan del día anterior puede ser un gran alivio para sus malestares en las encías.

    

Cómo estimular la masticación

Cuando quieras favorecer la masticación puedes seguir estas recomendaciones:

1. Primero que nada se debe ser paciente y constante, ya que los cambios bruscos, el improvisar y la tensión no son recomendable para esta etapa. El aprender dependerá únicamente de la disposición del nene y se debe ser muy comprensivo, pero sin descuidar el entrenamiento progresivo de sus mandíbulas.  

2. Para ir acostumbrado a tu hijo, puedes comenzar variando las texturas de los purés. Paulatinamente puedes ir prescindiendo de la batidora, el pasapurés o el tenedor que utilizas para triturar los alimentos. No le ofrezcas alimentos fibrosos con los que él pueda hacer pequeñas bolas.

3. Cuando llegan al primer año de edad, los bebes les gusta mostrar ciertas autonomías a la hora de alimentarse. Déjalo que coma trozos pequeños de comida, utilizando sus manos y sus deditos, sin importa que se ensucien. Esto le ayudara a desarrollar tanto sus hábitos alimenticios como la motricidad de sus manitos.  

4. Puedes ir reduciendo la cantidad de puré y compleméntalo con un alimento que hayas preparado para ti y que sea fácil de comer, como, por ejemplo, guisos con patatas, plátano, pescado o tortillas. Puedes alternarlos por un tiempo y asegúrate que el niño siga comiendo la cantidad de alimentos que requiere. Igualmente, cuando compartimos el momento de la comida con él, lo ayudamos a crear hábitos y querer apropiarse de los alimentos de los mayores.    

5. Debes evitar los alimentos que puedan ocasionarles atragantamiento por su solidez. Hay en el mercado recetas en las que puedes incluir frutas y otros alimentos jugosos sin el peligro de que se salgan y que estos le permitan a tu bebe entrenar sus mandíbulas.  

6. En el momento en que tu hijo este mas mayorcito, hazle entender que el masticar le ayudara a tener una mandíbula fuerte y unos dientes sanos. Debes evitar que se trague los alimentos íntegros o no masticados, y adiéstralo a masticar varias veces y despacio los alimentos, y a no formar bolas con los alimentos en la boca.

  • 1/1
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...