La Eterna Lucha A La Hora De Comer

“No tengo hambre”, “Ya no quiero más”, “No quiero ensalada”, “Me llené con el desayuno”… Si estas expresiones le resultan familiares, es posible que usted se encuentre en la eterna batalla de enseñarle a su hijo a comer a tiempo, y bien.

Lo primero que tiene que saber, es que esta etapa es muy común en los infantes. A esta edad, se están acostumbrando a nuevos sabores, y nuevas texturas. Presionar sutilmente, es necesario en estos casos, para lograr una buena alimentación.

Recuerde que si deja pasar una vez, la hora del almuerzo, estará fomentando el desorden de su hijo con la alimentación. Un niño puede sentirse, en principio, un poco obligado a comer vegetales, ensaladas y proteínas. Pero con el tiempo, su cuerpo se adecuará a la correcta alimentación, y él mismo buscará alimentarse bien.

12:00 Del mediodía
Lo principal, es que su hijo se alimente siempre a la misma hora. Escoja alguna dentro del rango de 12m a 2pm, y trate de cumplir siempre con ese horario. De esta manera, su organismo se acostumbrará a recibir comida en ese momento del día. Además, con una hora fija, evitará las excusas de que acaba de comer algo, y ya no tiene hambre.

Trucos efectivos
• No encienda la televisión a la hora del almuerzo. Cualquier elemento que distraiga, hará que su hijo se demore más en comer, y se sienta satisfecho sin haber ingerido alimentos.
• Prepare la comida con una bonita presentación. Ver unos alimentos agradables, lo motivará a comer, aunque se trate de vegetales y ensaladas.
• Sírvale algún postre de premio. No le haga saber que se trata de una recompensa por haber comido, pero si ha ingerido todos los vegetales, prémielo con un postre que elimine de su boca, los sabores que le desagradan. De esta manera, recordará el almuerzo con gusto.
• Evite que ingiera entre comidas. Si su hijo espera con ansias la hora del almuerzo, se alimentará más gustosamente.
• Permita que participe en la preparación. Invítelo a colaborar en los platos que justamente no le gustan. Enséñele a condimentar los vegetales y las ensaladas, y a seleccionar las legumbres que utilizará para el almuerzo.

Aprendiendo hoy, a comer mañana
Aunque su hijo se muestre renuente a comer, sea paciente. No sienta que le está haciendo algún daño, más bien con el tiempo, él sabrá agradecerle esta enseñanza. Un pequeño que sepa apreciar los alimentos, será una persona sana que siempre se preocupará por su alimentación.

Sin discusiones
Evite peleas a la hora de comer, presente ese momento de la manera más agradable posible. Recuerde que la idea es que su hijo disfrute del almuerzo, no que le tema.

Ayuda Profesional
Si siente que lo ha intentado todo, busque ayuda de un nutricionista infantil. Muchas veces, pueden sugerirle algún poli vitamínico, que estimule el apetito en su pequeño. Es importante no darle medicamentos sin consultar antes a un especialista.

Por Carolina González
Email:
Opus27@gmail.com
Agradecimientos: Edición Especial de Variedades. Embarazo & Bebé.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...