La Importancia de Dar el Pecho a Un Bebé Prematuro

Además, le proporciona una protección inmunológica que lo preserva frente a infecciones y complicaciones intestinales, a la vez que favorece la colonización de bacterias beneficiosas para él. Para un bebé pequeño, mamar no resulta un problema. La alimentación al pecho es mucho más fisiológica; el bebé come lo que necesita, no traga aire, no se atraganta. En contra de lo que se piensa, el bebé se fatiga menos mamando del pecho que tomando biberón, como se comprobó en un estudio que midió la frecuencia cardiaca. Pero, si por cualquier circunstancia, no puede mamar directamente (desde la semana 34a ya son capaces de succionar), no hay que renunciar a la leche materna, pues la madre puede extraérsela. Lo mejor es dársela en vasito o con jeringa, mejor que en biberón, para que luego pueda cogerse bien al pecho.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...