Los Refrescos y el Cuerpo Humano

Dejemos claro primero el asunto del peso, beber una soda al día equivale a consumir 39 libras de azúcar al año, por lo que quienes consumen bebidas azucaradas, suben de peso irremediablemente y se sabe que este mal hábito es lo que genera más de 180,000 muertes al año relacionadas con la obesidad. Ahora, si nos enfocamos en el cerebro, los refrescos generan que tengamos mucha azúcar en el organismo y como efecto, los químicos en el cerebro bajan su producción, por lo que todo lo que nos genera aprendizaje y nos ayuda a trabajar la memoria, se ve afectado, eso sin comentar que es más complicado cada vez el procesar insulina y que el cerebro pierde la capacidad de avisarnos cuando ya estamos satisfechos de alimentos.

Los refrescos en el cuerpo humano impactan también en los riñones, esto porque en la composición de las gaseosas están incluidos altos niveles de ácido fosfórico, lo que genera daños renales, sobre todo los refrescos de dieta porque incrementan el riesgo al doble. También en el aparato digestivo hay daños debido a la carbonación que tienen los refrescos, el gas con el que cuenta cada presentación genera irritabilidad, esto sin contar la cafeína que puede empeorar los problemas de diarrea o constipación en las personas que lo consumen.

Sobre los huesos, los refrescos han sido ligados a problemas graves como osteoporosis, pérdida de densidad en ellos debido al ácido y la cafeína que contienen. También en el corazón, el consumir refrescos de manera regular, aumenta el riesgo de ataques al corazón o a un mal funcionamiento del mismo, mientras que también en los dientes generan corrosión, lo cual genera una mala apariencia, pero no solo eso, se debilitan y se caerán con el paso del tiempo.

Dicho todo lo anterior, la relación de los refrescos y el cuerpo humano no es nada buena, al contrario, solamente genera que el organismo se dañe con el consumo de gaseosas, lo cual tendrá a la larga un alto costo para la salud de los consumidores, por ello los invitamos a no beber más de este tipo de sodas, hay que evitarlas en casa para que la familia deje de consumirlas y los niños no sientan el deseo de beberlas, pensemos en cuidarnos para estar con ellos el mayor tiempo posible y si tienen esta mala costumbre, lo ideal sería erradicarlo de sus vidas, todo con fuerza de voluntad se puede lograr.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...