Obesidad (infantil)

Afronta el problema

La palabra clave sólo es una: la prevención, la cual debería basarse en una correcta educación alimentaria a partir de la infancia, y en el mantenimiento de un estilo de vida correcto, sin excesos y, sobre todo, con una constante y adecuada actividad física. Las costumbres y los buenos hábitos empiezan en el hogar y en la escuela, durante los años del desarrollo. En este sentido y según los expertos, la tercera parte de la obesidad en los adultos se desarrolla en la niñez. La prevención se debe intensificar. Sobre todo, es necesario reducir el consumo de comidas fuera de horarios, como papas fritas, chocolate, bebidas dulces, etc. Es necesario acostumbrar al niño a preferir como comida en la mañana o en la tarde una fruta, un trocito de pan, etc.

El desayuno es importantísimo: compuesto de leche y acompañado de pan tostado o de cereales, evita que el niño llegue a la comida demasiado hambriento y que desahogue su hambre con un comida chatarra a durante la mañana.

Consulta al pediatra

Será el especialista quien evalúe si hay sobre peso y quien sugiera una dieta destinada a resolver el problema. Ten presente que sobre todo es necesario aclarar si el peso del niño gordito se debe a factores genéticos o si, por el contrario, los kilos de más son debidos a una mala educación alimentaria. Si es así, la prevención debe realizarse en casa. Existe una predisposición genética que lleva a algunas personas a acumular más grasas respecto a lo normal.

Si el pediatra te ha dicho que tu hijo tiene sobrepeso, no te debes desanimar. Afronta el problema con determinación, teniendo presente que para obtener buenos resultados se necesita tiempo y que, a menudo, es necesario cambiar las costumbres y el estilo de vida de toda la familia. La primera regla para hacerle perder los kilos más consiste en reducir las porciones, especialmente aquéllas de alimentos más calóricos, y después evitar que el niño coma mientras juega, colorea o realiza otra actividad. Es muy importante que reduzcas las hora que pasa realizando actividades sedentarias y las cambies por juegos al aire libre que le permitan ejercitarse, porque además de favorecer el sedentarismo, aumentan el consumo de comidas fuera de tiempo. También hay que procurar que haga ejercicio físico, siempre que el deporte elegido no sea visto por el como una imposición sino como algo divertido que le permite sentirse mejor como un momento de juego y de felicidad. .

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...