Recomendaciones si tu Bebé te Muerde mientras lo Amamantas

Una de las etapas más duras para las madres primerizas es cuando el bebé comienza a ejercer presión con las encías o cuando comienzan a salir los dientes y éste empieza a morder a mamá durante los periodos de lactancia. Esta situación suele generar tensión en las madres lo que dificulta sin dudas la lactancia.

Pese a que pueda sonar extraño, algunas madres interpretan estas situaciones como un llamado al destete del bebé, pero realmente no es así. La aparición de la dentición es la causa más frecuente de estas mordidas, aunque también puede deberse a situaciones médicas como el resfriado común o alguna infección en los oídos, ya que con la nariz tapada se dificulta tragar. También, el bebé puede morder para llamar la atención de la madre, o por estrés.

¿Qué Hacer Cuando el Bebé Muerde?

Uno de los consejos que podemos darte para evitar que tú bebé te muerda al amamantarlo, es que te asegures que haya tomado el pezón correctamente. Si el pequeño está bien prendido, no puede morder el pezón. Si te percatas que suelta el pezón como para morderlo, no se debes tironear para alejarlo pues te causará mayor dolor, lo que sí debes hacer es colocar uno de tus dedos en la boca (asegurándote siempre de tener tu manos bien limpias) y separarlo muy lentamente del pecho. Si la causa de la mordedura es el resfrío, es recomendable sostener al bebé en una posición más vertical que la habitual, para permitirle respirar.

Nunca subestimes a tu bebé, a veces las madres creen que por ser tan pequeño no comprenden las cosas que decimos, pero debes saber que aun cuando no comprendan sí saben reconocer los tonos de voz, por lo que siempre es importante hablarles y hacerles saber que al morder causan daño a mamá. Háblale, distráelo con juguetes y cuando muerda aléjalo de tu pecho por un rato, así comprenderá que está mal morder y no volverá a hacerlo.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...