Cuidado con los accidentes en el hogar

Los accidentes son lesiones no intencionales que originan daño corporal o mental, y que ocurren en forma brusca e imprevista y generalmente se pueden prevenir. Los más frecuentes entre los niños, se relacionan con la sofocación por la forma de dormir (cama compartida), exposición al humo del tabaco; caídas, quemaduras e intoxicaciones, ingesta de pequeños objetos y heridas.

 

Es recomendable hacer del hogar un sitio seguro para los menores y considerar todos los factores que podrían poner en riesgo su integridad, ya que la mayoría, con excepción de los percances viales, tienen como escenario el hogar.

 

Los niños pequeños no tienen la conciencia del riesgo por lo que corresponde siempre a los padres ver por ellos y cuidar que estén sanos y seguros. Entre los aspectos que más problemas generan, están las quemaduras con el biberón, alimentos o bañera, ante lo que se sugiere la alimentación al seno materno, vigilar la temperatura de todos los productos que comerá el bebé y verificar que el agua no esté muy caliente antes de bañar al niño.

 

Asimismo, es de vital importancia dejar fuera del alcance de los pequeños objetos como la plancha, cables de electricidad, los instrumentos de cocinas y cerciorarse de proteger las toma corrientes.  

 

Otro de los factores de peligro son las sustancias corrosivas y líquidos limpiadores que se utilizan en el hogar, pues estos  deben estar en lugares altos, en botes perfectamente sellados a los cuales el bebé no pueda acercarse y lo mismo ocurre con los medicamentos.

 

Guía Mamá y Bebé aconseja que lo ideal sea no tener objetos pequeños con los cuales se pueda intoxicar el bebé y mantenerlo siempre bajo la vigilancia de un adulto, no de hermanitos ni de adolescentes.

 

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...