Como Dar a Luz? Tú Decides

  • 7/13/2011 6:33:55 PM
  • Parto

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda explícitamente que, tanto durante la dilatación como en la fase de expulsivo, la parturienta goce de total libertad de movimiento y pueda elegir postura. Esta libertad además está refrendada desde el Ministerio de Sanidad español, en cuya Estrategia de Atención al Parto Normal (EAPN) se reconoce también ese derecho.

Y es que traer una vida al mundo es una experiencia sublime, pero dolorosa, y cada vez un mayor número de expertos están de acuerdo en que el parto horizontal, el más utilizado en todas las maternidades hasta la fecha, no se configura como la mejor opción para dar a luz. De hecho, la tendencia actual es recuperar el parto vertical, una experiencia milenaria que aún sigue practicándose en algunas culturas, e incluso cambiar de posición durante todo el proceso para hacerlo lo más cómodo posible.

Probando posturas
No hay una posición ideal de parto, tu instinto te irá guiando, ya que según la que adoptes en cada momento puedes ir aliviando los dolores y molestias. De hecho, muchos médicos creen que es conveniente el movimiento de la mujer durante las diferentes fases del parto y, especialmente, en el comienzo.

TUMBADA: también denominada posición ginecológica o litotomía (boca arriba y con las piernas sobre los estribos), es la más extendida, aunque hoy por hoy está cuestionada porque no favorece la fisiología natural del parto. Aunque también es verdad que es la más segura porque presenta menor riesgo de hemorragias.
En contra: Si la madre está tumbada en horizontal, debe empujar para que el bebé atraviese el canal de parto en contra de la gravedad, en un plano ascendente, en lugar de descendente. En esta posición, el peso del útero comprime hacia abajo y la salida pélvica se estrecha. En general, es una postura bastante pasiva que no permite a la mujer ninguna libertad de movimientos ni participación en el parto. Está más bien concebida para la comodidad de la intervención médica.

PARTO VERTICAL: en esta posición, la ley de la gravedad favorece el proceso y el bebé ayuda también con la presión que ejerce. Además, los músculos abdominales pueden hacer mayor fuerza cuando los pies están sobre el suelo. Podemos elegir entre diversas opciones:

De pie: con una base de apoyo como una pared o la propia pareja, esta postura favorece la oxigenación al bebé.
En cuclillas: la salida pélvica se abre a su máxima capacidad y facilita la rotación del bebé. Por ello, se favorece el esfuerzo de empuje que tiene que hacer la madre.
Sentada o semisentada: es una posición más cómoda para la madre, porque le permite descansar y además le ofrece la posibilidad de visualizar todo el proceso. También posibilita la rnonitorización fetal. De hecho, a la madre que ha decidido el parto con analgesia epidural le da mucha seguridad la postura de sentada con apoyo plantar (similar a estar en cuclillas, pero apoyando la planta de los pies). Es la postura más natural y segura que estamos encontrando, bien sea empujando con el arco o con los asideros de las camas.

En contra: la principal desventaja de la postura vertical es que dificulta a los médicos el control en caso de alguna complicación, como el sufrimiento fetal.

EN EL AGUA: dentro de las tendencias de dar a luz de una forma lo más natural posible, el parto en el agua también tiene sus seguidoras. Sus principales ventajas son que favorece la relajación muscula y la disminución del dolor y que la duración del parto se suele acortar. Además, la madre puede salir del agua cuando lo desee.

En contra:
Esta modalidad conlleva sus riesgos y siempre debe estar controlada por especialistas médicos. El principal inconveniente es la complicación del parto o que se produzca abundante sangrado.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...