Como lograr un Parto Fácil

  • 1/12/2010 8:52:17 PM
  • Parto

Siempre que una mujer embarazada esté sana y en el transcurso del embarazo no surjan problemas, practicar ejercicio moderado no sólo es excelente para madre e hijo, sino que además es realmente recomendable tanto a nivel físico como mental.

Los Deportes Mas Recomendados
Desde luego, debes evitar cualquier deporte de riesgo. Es decir, cualquiera que pueda implicar caídas bruscas, saltos demasiado fuertes, golpes o impactos. Además, debemos tener precaución con los ejercicios aeróbicos, y practicarlos a una intensidad moderada siguiendo las pautas del profesor o entrenador. Pero, normalmente, si antes de quedar embarazada realizaba ejercicio, puede continuar simplemente disminuyendo la intensidad. A partir del segundo trimestre de gestación, se deberán seguir las pautas estrictas que marquen los profesionales, que adaptarán mejor el ritmo y la intensidad del ejercicio a cada mujer y a cada día. Antes de empezar la actividad conviene realizar un calentamiento previo y, al finalizar, hacer estiramientos en músculos clave durante toda la gestación, como por ejemplo los gemelos, que tienden a sobrecargarse especialmente. Además, debes hacer respiraciones profundas y rítmicas para descansar y recuperar el aliento.

Que Músculos Deben Ejercitarse

- El músculo transverso profundo abdominal. Es muy importante, y la mujer debe aprender a usarlo y tenerlo bien localizado. Este músculo, que, como su nombre indica, está en la parte posterior del abdomen, cuando se contrae, estabiliza la pelvis y la columna lumbar en su postura correcta y provoca un estrechamiento de la cintura de la mujer ayudando a expulsar al bebé en el momento del parto.

- El suelo pélvico. Es imprescindible durante esta etapa. Estos músculos que tapizan el suelo de la pelvis tienen una importante función de sostén de las vísceras que tienen encima (vejiga, útero, recto), esfinteriana, sexual... En el momento del parto, un suelo pélvico fortalecido y tonificado facilitará la rotación cefálica necesaria para que el bebé vaya saliendo. Además se evitan casi siempre los molestos desgarros. La mujer tiene que aprender a relajar y contraer con los ejercicios de Kegel, similares a aguantar la micción y relajar.

- La Musculatura de Brazos. En la lactancia, los ejercicios fortalecen la musculatura de los brazos y permiten una correcta posición de hombros, cuello y espalda, previniendo molestias en las cervicales.

- Musculatura de las piernas. A medida que la mujer vaya aumentando de peso, las piernas y los músculos que envuelven la cadera se pueden ir resintiendo. Hacer ejercicios de piernas continuados los fortalecerá.

Músculos Fuertes, Expulsión Fácil
Todos aquellos ejercicios que fortalezcan la musculatura pélvica contribuirán especialmente al periodo del expulsivo. Además, debes tener en cuenta que la mujer no sólo puede parir boca arriba con las piernas en los estribos. Si la embarazada tiene los brazos y las piernas suficientemente fuertes, podrá parir incluso de pie, en cuadrupedia, en cuclillas, de rodillas, de lado... hay que pensar que cada mujer adopta naturalmente la postura con la que se siente más cómoda en el momento del expulsivo. Además, los ejercicios respiratorios, de movilidad articular y de flexibilización muscular de todo el cuerpo te permitirán llegar mucho más fuerte al parto.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...