Fuera de Cuentas - Que sucede si el Parto se Retrasa

  • 6/18/2009 2:45:51 PM
  • Parto

Nada más quedarte embarazada el ginecólogo marcará un día en el calendario: tu fecha prevista de parto. A partir de ese momento volverás mil veces sobre ella, aventurando si darás a luz antes o después. Hay algunas circunstancias que pueden influir en el hecho de que el parto se retrase (o se adelante). Con la ayuda de un especialista, te detallamos todo lo que debes saber si pasas de la semana 40ª.

¿Cómo se calcula la fecha de Parto?
Aunque tú sepas o intuyas el día en que te pudiste quedar embarazada, los médicos utilizan un método propio para determinar la fecha prevista de parto. En la primera consulta, tras confirmar que estás embarazada, te preguntarán cuál fue el día de inicio de tu última regla (si no tienes buena memoria, lleva apuntado este dato). Con esa referencia, el obstetra consulta un calendario circular, que es el que le señala en qué semana estás de gestación y cuándo darás a luz; es decir tú fecha probable de parto, que verás escrita con las iniciales FPP o FP en tu historial. Tal como apunta el especialista, la fecha exacta (pero siempre probable, no segura) puede conocerse del siguiente modo: En mujeres con ciclos menstruales regulares se calcula sumando 280 días (40 semanas) al primer día de la última regla.

¿Por qué se retrasa?
Hablamos de embarazo prolongado cuando dura más de 294 días. En estos casos el parto se retrasa por diversas circunstancias entre las que pueden citarse éstas:

- Cálculo incorrecto de la edad gestacional. Se produce por distintas razones: la regla de la mujer es irregular; no recuerda la fecha de su última menstruación; y, también, tal como explica el experto, la duración variable de las fases folicular y lútea del ciclo menstrual hace que se sobreestime la edad gestacional.

- Consumo de medicamentos. El consumo de fármacos, como la aspirina o los antiinflamatorios, puede demorar el parto, ya que son medicamentos que inhiben las prostaglandinas, unas proteínas que intervienen de forma directa en la contracción del músculo uterino, concreta el especialista.

- Determinantes biológicos. Si no hay error al determinar la fecha probable de parto y éste se retrasa realmente, puede deberse a la variabilidad biológica de la duración del embarazo, apunta el experto. Es decir, que por sus características fisiológicas algunas mujeres tuvieran un embarazo más largo que el de otras mujeres, siendo esto totalmente normal.

- Ser primeriza. Aunque, seguramente, habrás oído ver¬siones de todo tipo, la realidad es que la primiparidad se asocia a una leve tendencia a aumentar la duración del embarazo, tal como destaca el ginecólogo.

- Distintos problemas. Algunas circunstancias patológicas, como el déficit congénito de una proteína placentaria o determinadas anomalías fetales también pueden alargar el embarazo, pero esto es menos frecuente.

¿Qué tipo de controles se realizan?
Cuando una mujer supera la semana 40a de embarazo, su médico estudiará su caso con detenimiento para decidir qué medidas tomar. En general, tal como destaca el experto, a partir de la semana 41a se tiende a finalizar la gestación. De cualquier forma, puedes encontrarte con obstetras que sean partidarios de provocar el parto, en cuanto se rebasen los 9 meses, y con otros que apuren al límite de las 42 semanas. Para garantizar el bienestar de madre e hijo se hacen determinados controles como son: monitorización fetal, estudio del líquido amniótico, ecografía fetal y estudio Doppler de los vasos placentarios y fetales. Si con ellos se observase algún indicio de pérdida de bienestar fetal, se provocaría el parto.

¿Pueden surgir complicaciones?
Que el parto se retrase ligeramente no tiene por qué resultar peligroso para el bebé. De hecho, si el embarazo es normal, no hay motivo para pensar que el feto no está bien antes de la semana 41ª. No obstante, pueden surgir complicaciones:

- Para el bebé. La más importante -como señala el experto- es el aumento de la mortalidad perinatal en los embarazos prolongados más allá de la semana 41ª. También aumenta el riesgo de insuficiencia placentaria, lo que puede comprometer el crecimiento del bebé y el aporte de oxígeno que le llega.

- Para la madre. También la gestante puede sufrir ciertos riesgos si el embarazo se prolonga y está fuera de cuentas. Así lo explica el especialista, al ser más frecuentes las inducciones del parto, en general resulta un mayor riesgo de cesárea, parto instrumenta hemorragia. No obstante, hay que tener en cuenta que los embarazos que sobrepasan la fecha prevista de parto no suelen acabar necesariamente en inducciones, sobre todo si no se ha llegado a la semana 41ª.

¿Cuándo ir al hospital?
Si has ido a la maternidad con una falsa alarma, tal vez te dé vergüenza seguir insistiendo cada vez que te encuentras mal. Seguramente notarás si, efectivamente estás o no de parto, pero, ante la duda, es mejor acudir a un centro médico. En todo caso, si tienes los siguientes síntomas, debes dirigirte a la maternidad:

- Cuando rompas aguas (si el líquido amniótico no es claro, acude lo antes posible).
- Tienes una hemorragia.
- Si eres primeriza y estás con contracciones cada 5 minutos durante una hora y media.
- Si tienes más hijos y las contracciones se producen cada 10 minutos durante una hora y media.
- Si has sufrido un desmayo.
- Si no has notado a tu bebé en las últimas 12 horas.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...