La Maternidad Humanizada

  • 5/20/2008 11:23:09 PM
  • Parto

La Policlínica Cristóbal Rojas, ubicada en Santa Mónica, es el único centro de salud caraqueño que posee un espacio especialmente diseñado para el parto natural.

Dicho espacio es la Unidad de Parto Integral que fue ubicada en un anexo al lado de la estructura hospitalaria convencional. Allí no hay aire acondicionado central, para evitar que las mujeres en trabajo de parto y los recién nacidos sufran de frío. La luz es regulada. Sus paredes están pintadas de colores cálidos e incluso posee ventanas. Está amoblado con objetos que pueden ser empleados por las parturientas, tales como una poltrona, pelotas suecas y bancos. También posee 4 habitaciones concebidas para que se aloje mamá y bebé, junto a papá y hermanito (si lo hay). Es decir, dispone de alojamiento para el grupo familiar.

La sala de parto es acogedora. En ella hay una bañera al estilo jacuzzi, en la que se pueden efectuar partos en el agua. La mujer que está dando a luz puede –inclusive-, llevar música y solicitar a una facilitadora que la apoye durante el proceso que culminará en el nacimiento del bebé.

“Esto es un hito en el servicio de maternidad de Caracas y una fortaleza”, señala la doctora Carmen Mujica, ginecobstetra y perinatóloga, socia de la Policlínica Cristóbal Rojas, quien agrega: “lo relevante es que ofrecemos una atención humanizada, en la que se respeta la decisión de la embarazada sobre cómo parir y los derechos del bebé en cuanto a no violentar su nacimiento. Igualmente en la Unidad de Parto Integral se favorece el apego precoz al seno de mamá, la lactancia materna y el vínculo con los padres, porque de hecho, los bebés no van a un retén, sino que permanecen en la misma habitación que su mamá y papá”.

Carmen Mujica trabajó durante años en la Maternidad Concepción Palacios, donde llegó a sentirse “conflictuada” con la forma de atender los partos. La especialista se retiró de dicha institución y confesó que pensó en dedicarse únicamente a la ginecología, hasta que por casualidad visitó en la Policlínica Cristóbal Rojas a un hermano que estaba allí hospitalizado y tuvo la oportunidad de ver un parto natural: “desde ese momento me casé con ese proyecto”.

Relata la doctora Mujica que la razón de esa visión humanizada del nacimiento es que Buen Nacer es accionista cofundadora de la Policlínica Cristóbal Rojas.

En la actualidad, además de Carmen Mujica, la doctora Alida Flores, también atiende partos. Esta experiencia ha sido un aprendizaje para el resto del personal que han incluido elementos humanizadotes en la forma de traer los niños al mundo. Incluso las enfermeras están ganadas a esa filosofía, e incluso están sensibilizadas con el tema de la lactancia materna, eliminando el tetero con la solución glucosada y colaborando con el apego precoz.

Diferencias entre una clínica convencional y la Unidad de Parto Integral
Son varias las diferencias entre el quirófano de una clínica convencional (99% en Caracas) y una sala de partos, como el caso de la Unidad de Parto integral de la Policlínica Cristóbal Rojas:

  • El quirófano se mantiene en una temperatura de 16 grados para que no haya proliferación de bacterias. Una sala de parto está a temperatura ambiental.
  • En un quirófano se hacen todo tipo de intervenciones, por lo que hay mayor riesgo de contaminación. Una sala de parto se dedica sólo a una función.
  • Las luces de un quirófano están permanentemente encendidas, por lo que posee un nivel electromagnético alto. La luz de la sala de parto es leve.
  • El movimiento de personas en un quirófano es mayor que en una sala de parto, donde la mujer puede elegir quién la va a acompañar. En la sala de parto se facilita la intimidad, porque es la conclusión del acto sexual.
  • En la sala de parto suele haber poco ruido. Incluso, la embarazada puede llevar música, si así le place.
  • En los quirófanos, la rutina quirúrgica se impone sobre el evento mágico que es el nacimiento de un nuevo ser humano.

Costos
Otro detalle importante son los costos. La Policlínica Cristóbal Rojas ofrece un servicio humanizado a precios razonables e inclusive, trabajan con varias compañías aseguradoras.

Una cesárea está alrededor de Bs. 3.800.000. La hospitalización es de 48 horas.

Un parto con acompañamiento de facilitadora cuesta alrededor de Bs. 2.300.000, mientras que un parto con anestesia tiene un valor aproximado de Bs. 2.600.000. En el caso del parto vaginal, la estadía en la clínica es de 24 horas.

También existe la posibilidad de que una embarazada quiera dar a luz en los espacios de la Unidad de Parto Integra, pero ser atendida por un obstetra que no pertenezca al equipo de la Policlínica Cristóbal Rojas. En este caso, se contempla la figura del “médico de cortesía”. En estos casos, los costos incluyen aparte los honorarios del doctor foráneo.

Vale comentar que además del anexo con la sala de parto natural, la Policlínica Cristóbal Rojas está dotada de un quirófano para practicar cesáreas, si el caso lo amerita, e incubadoras y sala de terapia intensiva para adultos y para niños, donde se pueden aplicar los tratamientos médicos que sean necesarios en caso de emergencias. Igualmente el centro de salud posee laboratorio, rayos x y otras especialidades como la pediatría, entre otros.

Contactos Policlínica Cristóbal Rojas
Calle Cristóbal Rojas. Santa Mónica.
Telfs.: 693.35.54 / 693.32.73 / 693.28.78
E-mail:
administración@policlinicacristobalrojas.com
www.policlinicacristobalrojas.com

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...