Búsqueda Rápida:


Las ecografías no causan daño en el feto

Las ecografías no causan daño en el feto.

confirma que la repetición de las ecografías, que permiten espiar al bebé dentro del vientre materno, no afectan su salud. Hasta ahora, no se conocen malformaciones asociadas a este examen, el cual se utiliza desde hace 30 años.

Los investigadores australianos realizaron un seguimiento a ocho años de 2.700 niños nacidos de embarazos únicos y sin malformaciones congénitas. A la mitad de ellos se les habían realizado varias ecografías, mientras que a los otros sólo una durante los nueve meses.

Durante el primer año de vida de los bebés expuestos al ultrasonido, los médicos observaron mínimas diferencias en su tamaño comparados con los otros; pero en los siguientes años no hubo diferencias entre los dos grupos.

El efecto en el desarrollo que observamos al momento del nacimiento fue mínimo, explica el profesor John Newnham, investigador principal del estudio y director de la Escuela de Medicina de Mujeres y Niños en el Hospital King Edward Memorial, de la Universidad de Western, Australia. Nunca sabremos si ese efecto se debió a la casualidad, aunque lo que sí podemos afirmar es que en el seguimiento a largo plazo no se detectó ningún problema.

La ciencia y la investigación descarta riesgos

En general, los trabajos científicos sobre los riesgos ecográficos evalúan el denominado daño térmico que provocaría el aumento de la temperatura por el ultrasonido.

La cantidad de ecografías que se deben realizar varía según el curso del embarazo. Los exámenes ultrasonográficos deben ser con indicación médica, enfatiza el doctor Rogelio González, presidente de la Sociedad de Ultrasonido en Medicina y Biología de Chile. Estudios sugieren que al menos una ecografía a las 20 semanas permite evaluar adecuadamente el embarazo, pero idealmente son tres exámenes.

¿Cuantas son necesarias?

De principio a fin, se evalúan datos como la cantidad de fetos y la implantación del embrión en el útero, el desarrollo fetal (evaluando posibles malformaciones) y la anatomía del niño.

La situación es distinta si existe un problema fetal ya diagnosticado. En tal caso, se realizan múltiples ecografías de seguimiento y evaluación, agrega.

Hay personas que piensan que la ecografía va a determinar la salud absoluta del niño, pero los especialistas precisan que se trata de un estudio complementario del embarazo, y que no hay que descuidar los controles y monitoreos permanentes.

Es un complemento a los controles médicos

En lo que esta herramienta de diagnóstico puede fallar es en la detección de malformaciones y ciertas patologías. Incluso el doctor Newnham advierte que el estudio demostró que repetir las ecografías como un protocolo de rutina no previene el nacimiento prematuro.

Frecuencia

En un embarazo normal, lo ideal es realizar una ecografía a las 12, 20 y 32 semanas.

Tomado de pediatraldia.cl

Articulos Relacionados ::.

(0) Comentarios realizados ::.

Jergalicia Studio de Diseño © 2008. Todos los derechos reservados

Escribe Tu Nombre y Tu Email Para Enviarte Más Información sobre
Temas Materno Infantiles.


Tu Nombre:
Tu Email:

Repudiamos el SPAM al igual que tú. Prometo No facilitar tu correo electrónico a nadie.