Búsqueda Rápida:


Lo que debes saber del cuello uterino

Lo que debes saber del cuello uterino.

Partes del útero: La cérvix o cuello uterino forma parte del útero. Este tiene forma de pera, y el cuello seria la parte delgada de la misma. Esta formado por fibras musculares y colágenos, lo que facilitara que en el parto se dilate, aunque en situaciones normal su abertura esta tan cerrada que no puede pasar la luz.

La Concepción: En el cuello uterino se forma el moco cervical, una sustancia mas o menos viscosa, producida por las células glandulares y cuya función es doble: por un lado, impide la entrada de gérmenes vaginales al interior del útero, y , por otro, facilita la entrada del esperma al aumentar sus posibilidades de supervivencia. Precisamente una causa posible que impide la unión del ovulo y el espermatozoide podría ser la falta de moco cervical o que el moco sea de mala calidad.

El Embarazo: días después de producirse la concepción, el cuello uterino cambia. Si un ginecólogo lo revisara notaria que se encuentra mas blando.

Protege al Bebe: Una vez que se inicia la gestación, el moco cervical se vuelve mas espeso, formando un concentrado de sustancias antibacterianas que funcionan a modo de barrera infranqueable. De esta manera, virus y bacterias no pueden poner en peligro el desarrollo de tu bebe. Cuando el parto esta próximo a su fin, este tapón se suele expulsar y no causa ninguna molestia; lo único que se percibe es una perdida densa y blanquecina que puede estar veteada de sangre. Antes, los ginecólogos advertían a la mujer que estuviese alerta ante el parto; hoy, apenas le dan importancia.

Dilataciones antes del parto: El cuello uterino esta completamente cerrado hasta el parto. Sin embargo, a veces no ocurre así. Hay mujeres que hacia el segundo trimestre del embarazo desarrollan una dilatación que no duele del cuello uterino con salida de las membranas, rotura de la bolsa amniótica y explosión del feto. Es lo que se conoce con el nombre de incompetencia cervical. La causa de esta anomalía no se sabe bien, aunque se asocian con agresiones cervicales como legrados múltiples, desgarros de la cérvix en partos anteriores o por una anatomía anormal de los órganos genitales. Generalmente se diagnostica por la exploración ginecológica. El medico observa en la mujer embarazada una dilatación del orificio cervical de 2 a 3 centímetros a partir de la 16ª semana, sin que exista contracciones de parto. Para tratarlo suele realizarse un cerclaje de la cérvix entre las 14 y 16 semanas, que consiste en pasar un hilo que cierre el cuello y que se mantiene hasta la 38ª semana.

Dilataciones con las contracciones: Durante el parto se producen cambios muy importantes en el cuello uterino. Con las contracciones, la pared del cuello uterino se engruesa y se acorta progresivamente y hace que las fibras del cuello se deslicen hacia arriba y hacia los lados; todo esto hace que esta zona se adelgace, lo que provoca lo que los médicos llaman borramiento y dilatación del cuello uterino.

Es posible que no lo notes: Normalmente, cuando la dilatación ha alcanzado 3 centímetro, el cuello se ha borrado por completo. No todas las mujeres notan este proceso, que puede durar varios días sin que la futura mama perciba más que pequeñas molestias que achacara a su avanzado estado de gestación. Una vez que el cuello se ha borrado y empiezan las contracciones rítmicas, los médicos consideran que el parto ya ha empezado.

Un Chequeo puede adelantar el parto: la estimulación del cuello, que ocurre cuando el medico realiza una exploración cervical al final de la gestación, provoca una descarga de prostaglandinas uterinas capaces de provocar las contracciones y el parto.

Dilatar: La dilatación del cuello uterino al principio es lenta; cuando alcanza los 5 centímetros, su velocidad de dilatación aumenta considerablemente. Cuando alcanza los 10 centímetros, la dilatación es completa o suficiente para el paso del bebe que puede nacer. Tras el parto, el cuello sigue dilatado de 7 a 10 días y tarda en cerrarse unas 6 semanas.

Cambios con el parto: Si es tu primer hijo, ten en cuenta que el boarramiento del cuello es anterior al inicio de la dilatación. Pero si tienes mas hijos el borramiento y la dilatación son simultáneos, dado que el cuello uterino, una vez que la mujer ha tenido su primer parto nunca adquiere su forma original: se queda más corto y delgado. Por eso, es las que ya han tenido hijos el paro es mas rápido.

Articulos Relacionados ::.

(0) Comentarios realizados ::.

Jergalicia Studio de Diseño © 2008. Todos los derechos reservados

Escribe Tu Nombre y Tu Email Para Enviarte Más Información sobre
Temas Materno Infantiles.


Tu Nombre:
Tu Email:

Repudiamos el SPAM al igual que tú. Prometo No facilitar tu correo electrónico a nadie.