Parto vs. Cesárea

  • 5/18/2008 5:04:52 AM
  • Parto

Que si parir duele espantosamente.
Que si la herida de la cesárea es un fastidio. Aún no ha llegado el día en el que la mujer pueda convertirse en feliz mamá casi sin enterarse, pero mientras no se invente un teletransportador especial para sacar al bebé de su primer hogar, todavía hay que escoger entre un parto vaginal o una cesárea. Ni modo.

José López Mora es el jefe del servicio de obstetricia del Hospital Clínico Universitario de Caracas y también tiene su consulta en una clínica privada.

Con un pie en ambos mundos, conoce una extensa gama de situaciones que pueden presentarse al momento del alumbramiento.

“El parto vaginal es la vía fisiológica, por excelencia, para la culminación de un embarazo. Cuando por alguna circunstancia se altera esta situación, entonces se opta por ir a una vía alterna que sería la cesárea.

Como se aleja de la normalidad, las complicaciones, los problemas, los riesgos que puede haber como consecuencia de eso son mayores”. La salud y las medidas pélvicas de la madre, la circulación y oxigenación del bebé y su posición en el útero son sólo algunos de los muchos criterios a la hora de tomar una decisión.

En la recuperación entre un procedimiento y otro, las diferencias son notables. Según los expertos, las complicaciones en el puerperio hemorragias, infecciones, dolor, retención de gases son menos frecuentes al parir naturalmente que al pasar por el bisturí. Sin embargo, el obstetra señala que incluso antes de la concepción ya puede haber alguna situación que pudiera plantear una cesárea, como una malformación de pelvis, por ejemplo. “Pero la mayoría de las veces son situaciones que se pueden presentar a última hora y que hay que resolver en el momento, como un sufrimiento fetal agudo que ponga en riesgo la vida del bebé. La mayor parte de las cesáreas hoy en día se debe a úteros inferiorizados por cesáreas anteriores o a corrección quirúrgica de malformaciones; esto hace que haya una o varias cicatrices en la matriz, y para evitar riesgos de ruptura uterina se prefiere una cesárea”.

¿POR QUÉ TANTAS?
¿Cómo es que antes casi todas las mujeres daban a luz naturalmente y ahora las cesáreas son tan frecuentes? Entre una de muchas causas, con la llegada del eco doppler los obstetras obtuvieron una buena herramienta para determinar los niveles de circulación y oxigenación del feto antes de tomar una decisión al momento del parto.

Pero según López Mora, también es frecuente que las mismas parejas pidan que se haga una cesárea injustificada por razones equivocadas. “Entre ellas figura que la sensibilidad durante el coito luego de un parto vaginal es menor. Nada de esto es cierto.

Otros lo solicitan por comodidad, porque resolver eso antes de tal fecha, o por cansancio, porque el final del embarazo implica una sobrecarga materna (mayor peso, dificultad para respirar, problemas para dormir) y ya quieren salir de eso. Ahí debe estar la ética del obstetra, para aclarar y tratar de canalizar las cosas con el menor riesgo para ambos”.

Mujica reconoce que la impaciencia tiene mucho que ver en esos casos, aunque apunta que a veces también influye un ambiguo juicio del obstetra. “La gran mayoría de las embarazadas no son de alto riesgo, pero los obstetras salimos condicionados a trabajar como si lo fueran, con un gran miedo a enfrentarnos a la espera de 8, 10, 12 horas de un trabajo de parto... En nuestra sociedad estamos altamente medicados y nos alienamos fácilmente a través del miedo a las enfermedades. A veces metemos el parto en el mismo saco de la apendicitis, la operación de vesícula o de hernia”, agrega..

Magaly Rodríguez Infografía Mireya Silveira
mrodriguez@el-nacional.com / msilveira@el-nacional.com

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...