Señales de que has Escogido el Pediatra Indicado para tu Bebé

Seleccionar el pediatra para tu hijo es una decisión tan importante como saber el momento adecuado en el que te convertirás en mamá. El pediatra debe ser una persona de alto nivel profesional que te genere tanta confianza como sea posible pues la salud de tu pequeño estará en gran medida sobre sus manos. Sin embargo, y especialmente cuando se es primeriza, no sabemos qué cualidades buscar en estos especialistas que nos ayuden a seleccionarlos para el seguimiento del crecimiento y trato de la salud de nuestro pequeño.

¿Qué es lo que Hace que un Doctor sea Bueno?

Si no has reflexionado mucho sobre este tema, no te preocupes, que no eres la única. Cuando estás embarazada, tratando de concebir, o cuando eres mamá, el tema se hace más apremiante. ¿Cómo mides la calidad, qué experiencia es importante y cómo reconoces a un buen doctor cuando ves uno? Aquí te mencionamos los siete puntos importantes que hay que tener presentes:

Una Actitud Cariñosa, Sincera y Empática

La manera de tratar a los pacientes no lo es todo. Sin embargo, es importante encontrar a un médico en el que confíes y con quien te sientas cómoda. En el caso del doctor de tu hijo, tu niño necesita sentirse cómodo también.

El médico de tu hijo debe tener un repertorio de técnicas para calmar a un bebé, distraer a un niño pequeño inquieto o calmar a un niño más grandecito que sea muy nervioso. Los pediatras y doctores familiares buenos saben cómo consolar y tranquilizar a los niños, al bajarse a su nivel y explicar los procedimientos de una manera apropiada para su edad.

Un Trato Abierto y Sensible

Un buen doctor está dispuesto a escuchar y a tomarse el tiempo para contestar y responder a tus preguntas y preocupaciones.

Es también clave encontrar un doctor que tenga en cuenta tus necesidades y tus preferencias respecto al cuidado médico de tu bebé. Si estás embarazada, esto significa encontrar un médico o una partera que te apoye y ayude a tener la experiencia de parto que deseas.

Conocimiento y la Capacidad de Compartirlo

Un buen doctor no sólo responde al asunto inmediato de salud que llevó al paciente a su consultorio, sino que analiza el panorama general de su salud. También se preocupa porque el paciente mantenga y mejore su salud.

Tu doctor y el de tus hijos deben ofrecer una amplia variedad de información, incluyendo consejos de nutrición, medidas preventivas para que tú y tú familia se puedan mantener saludables y actualizados sobre los últimos avances médicos.

Si estás embarazada, tu médico debe asegurarse de que entiendes los pasos a seguir para tener un embarazo saludable. Además debe ofrecerte consejos prácticos que te ayuden a reconocer las señales del parto y los síntomas del embarazo que pueden indicar un problema.

Si eres mamá primeriza, el doctor de tu bebé será una fuente de información clave en lactancia materna, alimentación con leche de fórmula, la introducción a los alimentos sólidos, vacunas, hitos en el desarrollo y más.

Tiene Disponibilidad y lo puedes Localizar Fácilmente

Un buen doctor tiene horas regulares de oficina e indicaciones claras y consistentes para obtener asesoría médica y ayuda durante las noches y fines de semana. Tu doctor —o un representante, si tu médico no está disponible—, debe responder a tus llamadas pronto. ¡Esto hará tu vida más fácil!

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...