Estimulación Intrauterina, Herramientas para transmitir afecto antes del Nacimiento

La estimulación intrauterina no debería emplearse para tener bebés más inteligentes, sino para que los padres y el bebé fortalezcan los vínculos de afecto desde el embarazo. Según el punto de vista médico, el desarrollo de un ser humano en el vientre materno consta de tres etapas:

 Desarrollo precoz: 0 a 3 semanas.

 Organogénesis: 4 a 8 semanas. En este período se forman los órganos y los sentidos.

 Período fetal: 9 a 40 semanas. El feto ya conformado por completo, crece y se prepara para el nacimiento.

Tomando en cuenta estas etapas de desarrollo, es posible señalar que desde las 4-8 semanas el feto siente, por lo tanto, es capaz de percibir los estímulos que vienen desde el exterior. Desde ese momento se pueden practicar los ejercicios de estimulación intrauterina.

Embarazarte incluye en el Curso Prenatal Integral diversos ejercicios de estimulación intrauterina cuyo fin es fortalecer los nexos afectivos entre mamá, papá y bebé. Para ello se orienta a los participantes para que definan cuál es el criterio que aplicarán para comunicarse con su hijo dentro del vientre, entendiendo que existen numerosas alternativas. Según la filosofía de nuestra organización, tener bebés felices contribuye a tener niños sanos emocional y físicamente, además de estimular naturalmente su inteligencia.

La estimulación intrauterina debe tomar en cuenta cuatro elementos primordiales:

 Saber cómo es la vida intrauterina: Los padres deben estar conscientes de cómo es el medio en el que está bebé (útero). Basándose en este conocimiento, se pueden reconocer cuáles pueden ser estímulos invasivos y cuáles los adecuados.

 Comprender que la estimulación intrauterina es un proceso de comunicación, y por lo tanto es bidireccional: Los padres no son los únicos emisores, puesto que bebé también dicta sus pautas. En este punto se les recomienda a los progenitores aprender a escuchar y sentir las respuestas y reacciones del bebé, identificando así períodos de actividad y de descanso, sus preferencias, etc..

 El uso de su sentido común: Formularse interrogantes como: ¿Estos estímulos son adecuados o no? ¿En qué momento debo comunicarme con bebé? Estas preguntas tienen el fin de evitar la sobreestimulación, porque todo tiene su momento.

 Conocer cómo es el proceso de desarrollo sensorial del bebé en el vientre: Por ejemplo, la música es ineficaz antes del 4to mes si se emplea con el fin de enseñar música a bebé, porque el oído del pequeño no está aún completamente desarrollado. El tener consciencia del desarrollo de tu hijo contribuye a que seas más acertada (o) en la selección de los estímulos.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...