Consejos que Evitaran que tu Hijo no sea Agresivo o Agredido

Niño Agredido:

- Manifiéstale tu apoyo y pídele no sentirse culpable por el trato del agresor (aclárale que quien está cometiendo el error es el otro niño, no él).

- Indaga qué tipo de víctima es: pasiva (no hace nada para provocar el bullyíng) o activa (tiene hábitos que detonan la agresión; ejemplo: se pica la nariz o se burla de los demás). Si es víctima pasiva, explícale que el hostigador no es más importante que él en la escuela (¡que no se sienta menos!), y si es víctima activa, motívalo a modificar las conductas que le traen problemas.

- Mantente en contacto con la escuela; asegúrate de que haya reconocimiento del problema, interés en resolverlo y medidas antibullyíng; asegurándote de que tanto el ofendido reciba justicia como el ofensor corrija su comportamiento.

- Refuerza su autoestima. Reitérale tu amor y propicia que cultive sus talentos, inscribiéndolo en actividades extraescolares de acuerdo con sus aficiones.

- Dile qué hacer en cuanto el agresor se le acerque: a su corta edad, tu hijo sentirá más seguridad si le pides, por ejemplo, alejarse hacia un lugar seguro, donde está la maestra (también ponte de acuerdo con ella).

- Ayúdale a crear un círculo de amigos. Los niños solitarios son más vulnerables al maltrato de los agresores. Es recomendable organizar reuniones extraescolares con otros compañeritos de la escuela y sus padres, ¡para reforzar los lazos amistosos!

Niño Agresor:

- Llévalo a una revisión completa de su salud (para descartar posibles deficiencias -auditivas, visuales, etc- que pudieran causarle frustración o ansiedad.

- Ponle más atención cuando se porta bien que cuando se porta mal.


- Resuelve los problemas que pudieran tensar el ambiente familiar (y reflejarse a través de una mala conducta).

- Provéele una rutina diaria consistente.

- Sé un ejemplo de autocontrol (no insultes a tus semejantes) y aclárale que lo contrario (aun en la TV o películas) es erróneo.

- Hazle ver los efectos de su mala conducta; lo que sienten los demás cuando él los agrede, cómo se sentiría si otros le hicieran lo mismo, etc.

- Ayúdale a estar menos a la defensiva, ayudándole a diferenciar un acto deliberado de un accidente.

- Sé firme al fijar reglas: por ejemplo, «haga lo que haga X niño, NO te burles de él».

- Promueve el respeto a las diferencias (dile que no por tener él X o Y característica merece ser golpeado, corno tampoco ningún otro chico de su escuela).

- Enséñale a ser «bueno» (pídele hacer un bien a alguien capaz de agradecérselo efusivamente —si es necesario ponte de acuerdo desde antes).

- Enséñale a reconciliarse. Involúcralo en la «reparación del daño» (la compra de un juguete que rompió, por ejemplo) y pídele hacer un dibujo agradable para obsequiarlo al ofendido para ofrecerle una disculpa.

  • 1/
Si te gusto este Artículo presiona el Botón Compartir
Articulos Relacionados de Maquillaje

Te Puede Interesar Leer

loading...